financebyluli

Finanzas

Título: 10 mandamientos a la hora de Invertir

En un contexto de inflación local e internacional es recomendable entender cómo empezar a invertir y tomar cartas en el asunto.

Título: 10 mandamientos a la hora de Invertir

Invertir es el acto de postergar el beneficio inmediato del bien invertido por la promesa de un beneficio futuro más o menos probable. Es decir, es entregarle dinero a un tercero o a una empresa con el objetivo de que en el plazo pactado devuelvan el capital más las ganancias. A la hora de invertir es fundamental que todo individuo sea consciente de los riesgos asociados a la búsqueda de dicha ganancia futura.


Hay 4 variables que es indispensable evaluar antes de realizar la inversión. En primer lugar, el Rendimiento Esperado, que es el rédito que buscamos obtener y se expresa generalmente como un porcentaje del monto invertido. Le sigue, el Riesgo que estamos dispuesto a correr, es decir, la incertidumbre sobre el rendimiento futuro. En tercer lugar se encuentra el horizonte temporal: corto, mediano y largo plazo; y por último la liquidez del instrumento.


Una vez estudiados los 4 puntos anteriores cada individuo tiene un panorama claro de si es un inversor conservador, moderado o arriesgado dentro de las condiciones elegidas. Antes de continuar todo aquel que desee invertir debe conocer la Regla de Oro: a más rendimiento mayor riesgo. Siempre hay que tener en cuenta esta relación directa para poder evaluar rápidamente cualquier oferta de inversión que llegue a nuestras manos. Si un bono argentino está rindiendo 50% en USD y un plazo fijo está rindiendo 1% en USD hay una marcada diferencia de riesgos.


Ya conociéndonos como inversores y sabiendo qué estamos buscando recomiendo conocer los “10 mandamientos” de la inversión antes de tomar la decisión final de en qué invertir:


1- Conocer tus emociones y comportamientos como inversor.

 

2- Comprender los movimientos del mercado donde se ha de realizar la inversión.

 

3- Alinear las inversiones con los objetivos del inversor.

 

4- Diversificar la cartera.

 

5- Asignar correctamente los porcentajes a cada instrumento dentro del proceso de diversificación.

 

6- Comprender el riesgo asociado al instrumento de inversión seleccionado.

 

7- De acuerdo a su aversión al riesgo, elegir correctamente el porcentaje que se asigna a renta variable y renta fija.

 

8- Si se selecciona invertir en renta variable entender que la volatilidad es normal.

 

9- Seleccionar correctamente la moneda en la cual se invierte.

 

10- Asesorarse por un profesional.


El orden responde a los momentos de decisión del proceso de inversión, no al nivel de relevancia de cada “mandamiento”. Finalmente, al conocer las variables y los mandamientos todos estamos preparados para empezar a invertir, ¡sólo queda animarse!